FAMILIA

FAMILIA

Nos duele la partida física de alguien cercano. Sentimos la tristeza del ausente. Le recordamos con todos los defectos pero también con sus virtudes.
Si es de edad entrada, lo justificamos con una existencia plena. Llena de páginas de éxitos y de tropiezos de los cuales logró salir avante. Olvidamos a quienes han batallado para encargar familia. O a quienes han tenido abortos espontáneos. Esas páginas de lágrimas.
A la familia se le cuida hasta de las miradas equivocadas. Se les permite el derecho de picaporte para contar las penas. Cuando es necesario escuchar el consejo de los años.
En las capillas de las funerarias de quien menos se habla, casi siempre, es del difunto. El chascarrillo fugaz, la corona con el nombre de la empresa en mayúscula.
Los mexicanos somos los únicos en el mundo en mofarnos de la muerte. Tanto así, como para dedicar un día completo en nuestro calendario, para asistir a los panteones.
Es la familia el bastión de la unidad del carácter hispano. Nunca reniegue de su apellido o de sus desavenencias frecuentes.
Mejor dar una vuelta en las salas de espera de los hospitales. Para observar los ejemplos de familias enteras durmiendo a la intemperie. Lleve algo de alimento extra y regálelo.
Sea como de la familia. Son obras pías para aligerar la conciencia. Devolver mucho de los favores invisibles.

Dr. Gerson Gómez Salas.
Monterrey N.L.

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x