EL ABOGADO COMO PROTAGONISTA DE SU TIEMPO…

ROBERTO GUILLEN
@Periodistta
El sarcasmo y la provocación como un travieso alfiler para pinchar la modorra social, en tiempos de la covid-19.Para derruir la parálisis de un formalismo contenido en la apolillada conseja de un Fidel Velázquez:”El que se mueve no sale en la foto”.Si el abogado Mariano Núñez se mofa de la omnímoda ambición que representan los Oxxos del Diablo Fernández, el licenciado Ernesto Villarreal Landeros ha convocado a sus colegas para denunciar la nula operatividad de la Junta de Conciliación y Arbitraje, quedando la clase trabajadora en un atroz desamparo.La otra opción es el cruzarse de brazos y guardar un ruinoso silencio de funeral.Que ya viene el día de los abogados (12 de julio), y en el restaurante “El Asador” una comuna de abogados se darán cita para disertar en torno a esa regla de la cuasi-esclavitud que llaman “Outsourcing”.Que la ancestral desigualdad es un tumor cancerígeno imposible de soslayar.Que una dosis de humor negro se precisa para sacudirnos el gusano de la servidumbre.Que se abre el Debate y el abogado tiene prisa por ser un protagonista de su tiempo…para no terminar como otra hormiga más del abarrotero “descarao…”