CONFESIONES DE UN ALCOHOLICO…

CONFESIONES DE UN ALCOHOLICO…

ROBERTO GUILLEN

“Uno mismo se enciende
uno mismo se apaga”
JOSE JOSE

Apestosamente en la soledad el alcohólico grita con sus manos temblorinas:
¡Necesito un trago! ¡Me urge un trago!
¡Necesito un trago! ¡Me urge un trago!
¡Necesito un trago! ¡Me urge un trago!

Pero solamente escucha los espectros que visitan su delirium tremens:
Alacranes,calaveras,escorpiones,guasones siniestros,tarántulas pachonas y toda esa fauna que frisa con las tinieblas del espanto. Nuestro actor representa en el escenario al Tour-Demonio que lo llevó hasta los nervios del Abismo: el Alcohol.

Y por eso su representación emociona y agrada, porque está reviviendo el drama del que muchos no pudieron salir…sino directito al pozo de la cirrosis.

Chema Lozano le da vida al monólogo “Sólo por hoy”, el lema fundacional de la internacionalmente conocida organización Alcohólicos Anónimos. Bajo la dirección de Javier “Chucho” Cuellar , la obra consigue trazar un tempo in crescendo, que aunado a un toque de frescura rítmica en la guitarra de Mario Zapata, logra cautivar la atención del público. Nuestro regiomontano “Gerard Depardieu”, como cariñosamente le dicen sus amigos, va más allá del proverbial “tocar fondo”. Porque no solamente desembocó en las mazmorras de un siquiátrico, con su respectiva camisa de fuerza, sino que una vez que dominó a la bestia del alcohol , no se conformó con ser un guey más que almacena sus horas jugando al dominó, a la baraja o alimentando aburridas conversaciones en que suelen incurrir los para-diabéticos del alma.

***
Meme encontrado en el maremágnum de la virtualidad:
Solamente hay algo más cabrón que el cine en tercera dimensión: El Teatro

***
Ahora, en su condición de sexagenario, su desgarradora experiencia con el alcohol la lleva a los escenarios, donde termina naufragando en el fondo de una botella de mezcal. Un zombie en su silla de ruedas convalece de la borrasca.
El Padrecito Sol que brilla sobre sus canas le hace gritar:
Tengo seis años de no tomar una gota de alcohol y me siento a toda madre. Acto seguido levanta los brazos y dibuja la V de victoria, al tiempo que resopla como un caballo:
¡Que viva la vida!

DICIEMBRE 2015
REVISTA RONDA

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x