BUEN FIN/DESPERTAR DE INCONTINENCIA

Abarrotadas las tiendas. Los grandes almacenes sin descansar. A los empleados se les exige puntualidad. Números altos de ventas. Bonos de productividad. La creación de una insoportable necesidad de consumismo.

De quemar los billetes adelantados del siguiente mes. Del aguinaldo, de las tandas de ahorro.

La gran estafa es una copia del black Friday. Donde, si es cierto, las grandes cadenas, en el territorio norteamericano, dan de baja sus inventarios. La casa jamás pierde.

Dentro del territorio nacional, la gran participación de empresas, son las facilidades con supuestos créditos congelados. Los artículos de mayor valor para el mexicano contienen relación con la tecnología.

Son las primeras en la mira, cuando la necesidad aprieta, en ir a parar en las casas de empeño. Las boletas insalvables. Los productos pierden el valor. Los compradores continúan con las deudas.

Y ya vuelve el siguiente año con incontinencia. El afecto filial agarra medida por la cantidad o el tamaño de las compras prenavideñas. Jamás enfrentamos la cruda mercantil. Continuamos con la borrachera de compras.

La advertencia del gobierno nacional debería advertir sobres las posibilidades del sobreendeudamiento. Aclarar la fragilidad de las finanzas familiares o individuales.

Enseñar al ahorro para los nuevos tiempos malos.

Dr. Gerson Gómez Salas.

Monterrey N.L.