SUMAMOS TODOS: EL FACTOR HUMANO COMO RIQUEZA SUPERIOR

SUMAMOS TODOS: EL FACTOR HUMANO COMO RIQUEZA SUPERIOR

POR ROBERTO GUILLEN

Queridos lectores, siempre ha creado una asociación civil. Que le otorga a un ciudadano una categoría y un estatus propicio para asumir, en ciertos momentos, los destinos de una sociedad. Conformar una Asociación Civil nos distingue y proyecta con una auténtica vocación de servicio a la Humanidad.

Así es como lo sentimos con el abogado Alejandro Salce, quien a sus 25 años está al frente de Sumamos Todos AC Pero ojo, que aún en las «AC». pululando los individualismos perniciosos que solo buscan la proyección personal y «la foto pal feis», relegando en la indolencia y la frivolidad, las tareas de un auténtico servicio a la comunidad.

El mismo nombre lo dice todo: Sumamos Todos. Una invitación a despojarse de los egoísmos y protagonismos para brindar el corazón. De tal manera que cuando alguien se excusa con el clásico «no tengo nada que dar», Alejandro les responde con un sonoro ¿Qué te pasa? Nos platica la bella experiencia de acudir a los asilos a llevar comida, música y Amistad. Su corazón se estrujó cuando  en el asilo una persona le revela que nadie le había brindado la calidez de una conversación desinteresada.El factor humano como riqueza superior….allá donde están los necesitados va la bondad de Alejandro Salce. Sueña con instalar su centro de operaciones en alguna colonia como la Sierra Ventana, Burócratas, la Campana o la colonia Independencia.

Pero donde surge esta unión espiritual por los otros, pregunta la profesional curiosidad del periodista. Y Alejandro mencionó el nombre de su abuela como un talismán y una revelación del cielo: Apolinaria Ontiveros . De mi niño tiene el ejemplo de mi abuela, de dar, de compartir con los otros. Un ejemplo que también enriqueció el corazón de su madre, Laura Guillén. Ahora, la familia de Alejandro hace de la Navidad una auténtica realidad, más allá del martillante mercantilismo que satura los tímpanos de la ciudad. El acto de Dar como un canto del corazón. El acto de Dar como un himno de la Alegría …

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x