TRIBUTO A NAZARIO SEPULVEDA

ROBERTO GUILLEN

Dialogar con el critico de cine Nazario Sapúlveda es asistir una confrontación contra los inquisidores de “La Ley del Deseo”, una constante en los filmes de Fassbinder,Visconti, Buñuel,Almodovar y otros grandes del cine mundial que escapan al frame convencional de las “estrellitas”, con que un periódico de la localidad suele rotular los filmes que llegan a la ciudad.
De tal manera que la breve conversación inmediatamente nos traslada a los 80s, donde un bendito administrador hizo del Cinema Del Valle un sitio obligado para los amantes del llamado Cine de Arte. Digamos que algo así como un oasis para ver aquellas películas que son enlatadas por los comisarios del convencional gusto regiomontano, al ser consideradas malditas, obscenas o donde el Eros naturalmente fluye bajo la Ley del Deseo, tal como ocurrió con los filmes “El Inocente” de Visconti y “El Fantasma de la Libertad”, de Luis Buñuel.
Los enemigos jurados del buen cine, tal como lo expresa Nazario, son una cruda realidad, como si se tratara de una división comercial del Opus Dei. El anti-intelectualismo que menudea en los cárteles de la información que circulan en Monterrey, se expresa en observar a la sección cultural como el eterno patito feo del periodismo. Si en los 30s,40 y 50s el monopolio de las salas cinematográficas las tenían los hermanos Rodríguez, en la actualidad las grandes cadenas también siguen el patrón gringo establecido; sólo abren sus puertas para el cine que produce Hollywood. Seguramente por eso a don Fidel Castro se le ocurrió decir que los chavitos mexicanos desconocían quién era el padre de la patria en México, pero si muy devotos con las aventuras de Micky Mouse.
La conversación con Nazario Sepúlveda es una valiosa oportunidad para prescindir de la wikipedia y del verbo “guglear”. Es un tete a tete con una enciclopedia que se erige como una antorcha de la Libertad; que no vacila en despotricar contra el cine convencional y conformista que abarrota las miles de salas que hay en el país, y con las que formatean la mente del mexicano. Como por arte de magia, de su conversación surgen las imágenes de los hermanos Lumiere, Charlie Chaplin,Robert Mitchum,Paul Newman,Elizabeth Taylor, Marcelo Mastroianni, Robert Redford, Caterine Deneuve, Sofia Loren, Dolores del Rio, Jean Paul Belmondo, Anthony Quinn,Louis Jouvet, Julietta Messina, Rita Hayworth, Jean Moreau, Orson Welles…pero a diferencia de la wikipedia, en el crítico de cine palpita un proverbial sentido de indignación. Y su velado sarcasmo es como esa martillante gota de agua que toda sombra de Passolini debería perpetuar. Cada fin de semana nuestro entrevistado abre el abanico del gran cine mundial para degustar su banquete fílmico. Un cine club donde prepondera la estética de las formas puras a través del cine mudo, el blanco y negro…y favor de no estar tragando cacahuates (que a nuestro crítico de cine le enerva ese cuchicheo del cine palomero; que-no-se-dan cuenta que el maestro Nazario nos ha convocado para ritualizar con otra joya de la cinematografía sin fecha de caducidad).Afortunadamente la Universidad Autónoma de Nuevo León tiene el buen gusto de brindar la Sala Fósforo, del Centro Cultural Colegio Civil, para que la comunidad universitaria tenga acceso a las joyas del cine mundial…algunas de ellas, olvidadas,olvidadas…muy olvidadas.

ABRIL 2015
REVISTA RONDA