EL HUMANISMO DE JOSE ROBERTO MENDIRICHAGA

ROBERTO GUILLEN
Ante la barbarie, la descomposición social y la oquedad martillante de nuestros días , el maestro José Roberto Mendirichaga propone la visión humanista que tanto nos han negado los ingenieros de la Gran Aldea Global :
“La presencia del humanismo es vital para esta nueva época, para este cambio epocal…, si no, la tecnología, el dinero y la cibernética van a ser los que se enseñorearán; pero nosotros tenemos que poner ahi la presencia de la Historia, de la Filosofía, de la Literatura, de las Letras, las Bellas Artes para balancear…es decir,no estamos en contra del desarrollo tecnológico,científico, cibernético, al contrario, lo que queremos es que llegue a las masas. El Humanismo pone la nota, precisamente, en la persona humana. El hombre como especie…y también la mujer, valen más que todos los aparatos, instrumentos…que lo demás es mediático, instrumental”.

La existencia del maestro Mendirichaga ha girado entre las letras , la promoción cultural y la asesoría empresarial. Actualmente imparte cátedra en la UDEM. Durante la entrevista se muestra cordial, y con proverbial naturalidad nos abre la ventana de su fé católica.

Maestro, ¿por qué todos los días tenemos que consumir notas negras y aparatosas? ¿Qué está pasando con este mundo?
“Es la misma humanidad doliente, la misma humanidad con sus miserias y sus luces, con sus defectos y virtudes: Abel y Caín, es decir, es el mundo, es la vida, somos las personas y es Dios que siempre está como Padre amoroso cuidando de nosotros;para aquellos que tenemos fé religiosa, pues eso es la Providencia, que cuida de todos nosotros, aunque parezca que no”…

Parece que este mundo sigue mal repartido…seguimos en el abismo de la desigualdad…¿ Por què?
“Asi como sucede con la economía, que este desarrollo económico no ha llegado al bolsillo de los más humildes de los trabajadores, de la misma manera la cultura y las bellas artes no ha permeado lo suficiente hasta los estratos más populares, es decir, se ha quedado en las élites, no ha bajado a las masas y eso es una cuestión que debe preocupar mucho…a los promotores culturales, a los encargados de las áreas de Educación y Cultura , a quienes estamos en la educación universitaria, debe ser motivo de preocupación.Sí, yo veo mucha gente en los museos, pero también hay mucha gente humilde, incluso desempleados o que tienen un trabajo transitorio como la mayor parte de nuestra población mexicana y neoleonesa; entonces, si me alegraría mucho , pero habría que hacer más encuestas, más estudios para saber efectivamente cuánto de esas audiencias viene de esos estratos, y se mueve en esos estratos, porque si somos los mismos que estamos dando vueltas y estamos en todos los eventos, pues finalmente estamos ubicados en la élite. No hemos logrado el cometido de una cultura democrática, de unas bellas artes a la altura de todos”

¿Y por dónde empezar..?. ¿No estaremos condenados, maestro?
“Tenemos la libertad humana, pero no la hemos sabido usar, y además están los intereses de clase, y de grupo muy poderosos que no permiten que las masas accedan a esto;parecería muy aventurada esta afirmación, sin embargo es la verdad : La verdad es que se ha concentrado la riqueza , se ha concentrado y se han concentrado las bellas artes en unos cuantos, sin que llegue a las masas. Justamente la sociedad griega tenía el proyecto que fuera democrático, sin embargo, no se logró; luego vino otro tiempo, la Edad Media y siempre ha sido una constante, osea, qué tanto de ese saber, de ese placer visual y auditivo llegó a las masas…en una Florencia, por ejemplo, de los Médicis, pues a la mejor llegó mas que lo que están llegando las bellas artes actualmente en el mundo.

¿Y qué hacer ante la barbarie patrocinada por los países del llamado “Primer Mundo” ¿Cómo enfrentarlos?
“Con la Dignidad…con la Dignidad que varias voces norteamericanas e inglesas renunciaron a los puestos con motivo de la guerra de Irak, y que se manifestaron en contra al no estar convencidos de que hubiera armas químicas. Yo creo que esa postura es fundamental…de denuncia, de disenso, de decir No estoy de acuerdo, en esto y en esto otro, pero aquí discrepo, si no hay más voces que se dejen escuchar, entonces se impondrá la sinrazón del capricho del señor Bush, o de otro mandatario como Blair, o el que sea; tiene que haber voces discordantes, tiene que haber voces críticas…”

No obstante la catarata de noticias negras, el maestro Mendirichaga, al referirse a nuestro entorno local, considera que a diferencia de los años 60 la ciudad de Monterrey ha registrado avances significativos

“Creo que el desarrollo cultural en la ciudad es apasionante, porque si recordamos los años 60, en que íbamos unos cuantos locos a los eventos, a lo que se ve hoy …lleno de jóvenes, hay un gran avance, muy sustancial que creo que es fruto de muchas gentes con talento y dinero que han apoyado el desarrollo de la Cultura y de las bellas artes…

Si bien el maestro Mendirichaga nos chista con su credo cristiano, en ningún momento se adormila con la hamaca de los dogmáticos, pues como no queriendo nos ha dejado su divina-divisa:
“A Dios rogando y con el mazo dando”.
JULIO 2004
REVISTA RONDA