EL «TRIP» DE COMER Y BEBER EN EL BARRIO ANTIGUO

EL «TRIP» DE COMER Y BEBER EN EL BARRIO ANTIGUO

MALCOLM EL SIBARITA

 

Amé el Neuquen. Amé las tardes en la terraza del Neuquen con Colette, mi Bohemia y unas empanadas de queso con champiñones. Pero el mapa culinario de la ciudad ha cambiado. Y la terraza del Neuquen ha sido superada por una bella postal regiomontana que nos brinda el Me Muero de Hambre, un atractivo restaurant ubicado en el corazón del Barrio Antiguo, que también te brinda la delicia de la Pizza – no tan «delicatessen» como la cocina Paolo, el italiano – pero el ambiente de flotante apertura lo vuelve cosmopolitamente confortable. Me transmite la sensación de disfrutar la ciudad desde un globo aerostático, mientras por mi garganta desfila el milagro ambarino de una Negra Modelo.La Sierra Madre me sonrìe. El de las Mitras me aplaude. Y el Cerro de la Silla me chista, me guiña y me perfuma el viento que nunca pudo correr por el Neuquen…

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x