CARLOS NEVAREZ O EL HECHIZO LUDICO DEL TEATRO

CARLOS NEVAREZ O EL HECHIZO LUDICO DEL TEATRO

ROBERTO GUILLEN

Ahhhh…queridos lectores, que este invernal viernes me fui al Aula Magna para presenciar los nuevos diamantes que ya está forjando el gran Carlos Nevarez – junto con JanineVillarreal y antonio Cravioto-  al frente del taller de experimentación de arte dramático de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Vaya versatilidad la de Nevarez, que lo mismo hace las veces de un profesor atolondrado con las manías y desajustes de sus alumnos, que la de un desvencijado Santa Clos, haciendo las veces de un beodo Mefistófeles que se pitorrea de los psicólogos, con eso de que se han inventado el concepto de la people “normal” para que no se les acabe la chamba. Por principio de cuentas la dramaturgia que nos propone David Paquet con la pieza “2:14 P.M.” nos resulta una electrizante radiografía de la sociedad contemporánea, en el ámbito de una juventud hambrienta y nerviosa por el right now; una pieza  que la versatilidad de Nevarez, en su condición de Director, consigue presentarnos como un acto lúdico que irremediablemente desemboca en el bang-bang del Suicidio.

***

En la era motriz del whatsapp

como somnolientas urracas encaramadas en sus caóticos pupitres que simulan la ruina de toda pedagogía

un profesor exhibe el callejón de su alcoholismo…

***

Carlos Nevarez o el hechizo lúdico del Teatro.

***

2:14 P.M. es la hora marcada para Gozar de un trabajo escénico bien delineado en cada uno de los escolares personajes:

¿Como lidiar con una escolar ninfómana?

Del Nirvana al Abismo, las puertas del Francisco saltarín, solo se abren para devorarlo

La gorda y el feo unen sus labios para no enterrarse a sí mismos.

Ella se ha tatuado una pantera negra. Y el se ha inventado el Negro de la ceguera para burlar su fealdad. Buscan el nido y el cariño de  la Golondrina. Se saben charlatanes pero alcanzan a rozar una pizca de  cariño…consiguen olvidar el frio olvido de las tortugas por sus crías…

¿Es bello el Negro de tu ceguera?

Roberto Guillen

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x